Posteado por: depaloapalo | julio 16, 2012

La triste historia de Moacir Barbosa, el arquero brasileño del Maracanazo

A 62 años del Maracanazo, la historia del arquero Brasileño Moacir Barbosa sea quizás una de las más tristes del fútbol mundial. Nunca el arquero pudo recuperarse de las críticas por la derrota y murió en la pobreza y soledad en el año 2000.  De Palo a Palo le rinde un justo homenaje a Barbosa.

Moacir Barbosa nunca fue perdonado por no evitar el tanto de Ghiggia que le dio el título a los uruguayos en 1950.

Un 16 de julio de 1950, Uruguay derrotaba 2 a 1 a Brasil en la final del Campeonato Mundial de Fútbol, en el Maracaná y ante casi 200000 espectadores que ya tenían de antemano la fiesta preparada para los locales.

Con el empate, Brasil se aseguraba el certamen. Tras igualar 0 a 0 en la primera parte, en el inicio del complemento los dueños de casa consiguieron adelantarse con un tanto de Friaca a los 2 minutos. Sin embargo, Schiaffino a los 21 y Chiggia a los 34 del segundo tiempo lograron el resultado más impensado. Uruguay campeón del mundo por segunda vez en su historia.

La historia del Maracanazo lleva inevitablemente a narrar quizás una de las más tristes anécdotas del fútbol mundial. Mientras millones de brasileños lloraban la derrota, quien quedó como uno de los máximos culpables del resultado final fue su arquero Moacir Barbosa.

A los 34 minutos del complemento, Alcides Ghiggia desbordó al defensor brasileño Bigode y amagó a tirar el centro. Barbosa se la jugó a salir cortar el supuesto envío pero Ghiggia lo sorprendió y definió al primer palo, quien no estaba siendo custodiado por el guardameta. Fue el gol de la victoria, el gol del Maracanazo.

Barbosa vivió hasta el año 2000, cuando a la edad de 79 años falleció de un derrame cerebral. Nunca pudo recuperarse de las duras críticas recibidas por su actuación en la final con los uruguayos. Inclusive, en 1993, cuando quiso visitar a la selección brasileña que se estaba preparando para el Mundial de Estados Unidos, recibió la negativa tanto de las autoridades como del cuerpo técnico encabezado por Mario Zagallo, ya que creían que el ex arquero les traería “mala suerte”.

El 16 de julio de 1950 marcó un antes y un después en la vida de un histórico guardameta brasileño que nunca pudo recuperarse de quizás el mayor fracaso en la historia del fútbol carioca.

La tragedia de Moacir Barbosa tiene además su propia canción, compuesta por el cantante uruguayo Tabaré Cardozo.

A CONTINUACION LA LETRA Y UN VIDEO DEL TEMA DE TABARE CARDOZO “BARBOSA”

 

“BARBOSA” TEXTO DE EDUARDO GALEANO SOBRE EL MUNDIAL DE 1950 EN SU LIBRO “EL FUTBOL A SOL Y SOMBRA”

Moacir Barbosa (Por Eduardo Galeano en “El fútbol a sol y sombra”)
A la hora de elegir el arquero del campeonato, los periodistas del Mundial del 50 votaron, por unanimidad,al brasileño Moacir Barbosa.  Barbosa era también, sin duda, el mejor arquero de su país, piernas con resortes, hombre sereno y seguro que transmitía confianza al equipo, y siguió siendo el mejor hasta que se retiró de las canchas, tiempo después, con más de cuarenta años de edad.  En tantos años de fútbol, Barbosa evitó quién sabe cuántos goles, sin lesionar jamás a ningún delantero.
Pero en aquella final del 50,el atacante uruguayo Ghiggia lo había sorprendido con un certero disparo desde la punta derecha.  Barbosa, que estaba adelantado, pegó un salto hacia atrás, rozó la pelota y cayó. Cuando se levantó, seguro de que había desviado el tiro, encontró la pelota al fondo de la red.  Y ése fue el gol que apabulló al estadio de Maracaná y consagró campeón al Uruguay.
Pasaron los años y Barbosa nunca fue perdonado.  En 1993, durante las eliminatorias para el Mundial de Estados Unidos, él quiso dar aliento a los jugadores de la selección brasileña.  Fue a visitarlos a la concentración,pero las autoridades le prohibieron la entrada. Por entonces, vivía de favor en casa de una cuñada, sin más ingresos que una jubilación miserable. Barbosa comentó:
— «En Brasil, la pena mayor por un crimen es de treinta años de cárcel. Hace 43 años que yo pago por un crimen que no cometí.»
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: